Mouse de biblioteca

La maestra nos dijo que teníamos que leer un libro entero y todos dijeron "ay, no, qué pereza leer" y yo me dejé guiar por el resto, "si los otros lo dicen por algo será"- pensé. Sin embargo, mi misma "sapitud" (arte y trabajo de ser 'sapo´) me llevó a leer mi primera novela... Y ahí mismo caí rendida: ¡cómo osarían decir que algo tan emocionante como leer era aburrido!