La vida es un soplo


"Esta canción me recuerda mucho a mi exnovia"- me dice y suspira. Y mientras nos deslizamos por la pista, me susurra pedazos de un viejo amor. 
-¿Hace mucho terminaron?- le pregunto (se nota cuán deseoso está de explicarse más). 
-Hace un año pero... -la canción lo interrumpe y exclama- ¡qué mujer!

Razones para bailar

Del baile me gusta la excusa de abrazarse a alguien mientras se escucha la música. De esta forma, el éxito de la noche se mide por la calidad de conexiones alcanzadas, de extraños o viejos conocidos, a veces casi da igual si con ese abrazo advenedizo se encuentra un lugar donde cerrar los ojos y dejar que la música se haga cargo del resto.