Mitos sobre el negro en Costa Rica

En la eterna discusión sobre Cocorí me he dado cuenta que Costa Rica siempre puede hacerme sentir triste, los comentarios de la gente evidencian que el racismo está en su médula, está tan arraigado que no tiene conciencia del doble discurso que maneja. El negro es el otro, el que vive en Limón, el que no forma parte de la identidad nacional.
Parece que no puede aceptar lo que desconoce y la sensibilización solo se logra educando. 

El 31 de agosto se celebra en Costa Rica el Día de la Persona Negra y la Cultura Afrocostarricense. En Limón se celebra con muchas actividades pero en el resto del país el día pasa casi desapercibido. El Ministerio de Educación Pública ha incluido la fecha y ha marcado que debe conmemorarse. Esto es necesario pues, en la medida que se visibilice, se puede desmitificar y aprender aceptar lo negro de nuestra identidad. 

En el 2013, la Revista Conexiones recopiló varios artículos para entender mejor el legado e historia de los afrodescendientes. Aquí algunos mitos que se pueden erradicar:

1
Mito: Casi todos los negros viven en Limón.
Verdad: La población negra está en todo el país, una gran cantidad de afrocostarricenses vive en San José.

2
Mito: La llegada de los negros ocurrió con la construcción del ferrocarril.
Verdad: En el periodo colonial los africanos y afrodescendientes vivieron a lo largo y ancho de Costa Rica y Centroamérica, mezclándose con la población blanca e indígena. Hay evidencia de su huella étnica y cultura desde Guanacaste hasta ¡Cartago! Otras oleadas traerían migraciones afrocaribeñas.

3
Mito: Todos los negros fueron esclavos.
Verdad: Pese a que la esclavitud ha marcado la migración africana. En el siglo XVIII era visible la presencia de un gran número de personas afrodescendientes libres que se habían desplazado a lo largo del espacio geográfico y social, integraban cofradías y milicias. Algunos como colonos, otros productores y trabajadores de la tierra. Los afrodescendientes se encontraban en todas las estructuras sociales. Después de la abolición de la esclavitud, muchos jamaiquinos libres y educados vendrían a enriquecer el mosaico cultural de la región.

4
Mito: Limón es de los negros.
Verdad: Limón es una de las provincias con mayor presencia multiétnica y pluricultural. Si bien hay una concentración de negros, también está compuestos por grupos indígenas y migraciones de chinos, libaneses, etc.

5
Mito: Costa Rica es blanca por su alto componente español.
Verdad: Ja, ja, ja... El mestizaje es la base de la identidad nacional, hacia el final del periodo colonial la mayor parte de la población era mestiza y el componente afrodescendiente era mayor que el español.


Esto no es un libro

La semana pasada vi el cortometraje Unos cuentos de angustias y paisajes, basado en la obra de Salazar Herrera, dirigido por Jorge y José Morales de producciones Sibú y esta semana vi la versión teatralizada de El proceso de Kafka, un montaje de Teatro Universitario, bajo la dirección de Luis Thenon y con la adaptación de Daniel Finzi. Ambos trabajos hablan de que en Costa Rica también hay gente haciendo arte, ofreciendo su esfuerzo para entregarnos opciones distintas a lo comercial

Ópera por amor

Es difícil no sentirse esnob al recomendar una ópera. El género cuenta con estereotipos un tanto clasistas. Lo cierto es que la ópera es un gusto adquirido, requiere de un espectador que aprecie tanto el canto como el teatro y pueda entender que en esa unión se potencian ambas. No he alcanzado aún esa habilidad... pero la representación de Savall de L'Orfeo de Monteverdi podría, para mí, cumplir con el requisito.

Cuatro esquinas del juego de una muñeca (Ana María Rodas)

Uno a veces se engaña
porque cree que va a expresar
un amor tan complejo
                                  como antiguo
y se sienta a la máquina
y solo puede horrorizarse
ante tanto signo de muerte.

Ana María Rodas

Poemas de la izquierda erótica (Toma 2)

Aquí, en medio de llamadas de teléfono
y de trabajo por hacer
estoy despedazándome

                            poco a poco
                            en silencio.